El cajero de la felicidad

Si nos dieran 150 euros ¿que harías con ellos?, en tiempos de crisis, este dinero, le viene bien a cualquier persona, pero fijaros en este video, y en las caras de satisfacción de las personas que hacen la acción solidaria y quien la recibe, es una manera de repartir felicidad.
La felicidad compartida, es una experiencia grandiosa.
Dedicad 5 minutos tras el visionado para persar que harías tu con ese dinero del “cajero de la felicidad”

Elevamos la mirada

Durante años estuvimos sentados en los bancos de la plaza de la universidad, a veces sustituíamos nuestro rincón habitual, por una velada bajo las estrellas debajo de la catedral. Y cada instante se convertía de alguna manera en nuestra propia terapia.

Cerrábamos la noche cantando canciones, inventando leyendas y creando castillos de arena sobre nosotros, disfrutábamos de nuestros proyectos personales, y descubrimos un rincón único en el que jugueteábamos con nuestro entorno, creábamos, y gritábamos al cielo nuestra necesidad de ser libres, de ser grandes, de no necesitar a nadie y creernos los reyes sin autoridad.
Desafiábamos cada segundo con una carcajada, y nuestra maldad suprema se convertía en algo por lo que luchar; cosíamos ideas y nuestra batalla nunca se acababa.
Fue sin duda unos años espectaculares, pero aún recuerdo como sin querer nuestras manso se soltaban para crear palabras, como sentíamos que miles de miradas pasajeras centraban su atención en algo tan simple como era comunicarse.
Siempre que toquemos la campana al segundo volaremos para reunirmos, y tener una charla como las de antes. La vida hecha palabras, la vida hecha momentos.
Nos reuníamos entre libros a buscar nuevas esencias, nuevos colores y movimientos. cada instante inapreciable era como una hoja en blanco donde escribir.
Nacimos con la esencia que el aire nos proporcionaba, crecimos como seres terrenales y maduramos aún sin pensar que los años pasan y que en la retina quedan todos esos recuerdos.
Y nunca moriremos sin secretos.
Fdo. Idigoras Onthebridge

Es buen momento para dedicarle unas emotivas palabras a mi querido “COMANDO”… Tu última hazaña ha sido describir en pocas palabras lo que has significado para mi, tus leyendas de la guerra, sentados en el sofá pasando horas escuchando el ruido de las balas al pasar…Nifesten y guten morgen! o como salir al paso durante 11 años en un país cargado de controversias.

Convertirte en abuelo y no un abuelo cualquiera sino un abuelo de libro, recordaré el pan con mantequilla y azúcar (merienda oficial del fin de semana), jugar a gesticular y a ver quien pone la cara más fea, tener que dejar de comer porque no podía dejar de reírme… por esas y tantas cosas que he aprendido de ti y que hoy hacen que me convierta en el ejemplo a seguir.

Ante todo esfuerzo, coraje, valentía y una pizca de no sequé que te hacían especial. Se que siempre te tendré a mi lado en lo bueno y en lo malo, y que aunque te hayas ido has ocupado el 99% de mi corazón y nunca vas a desaparecer de el.

Voy a echar de menos las carreras por el pasillo, y las tardes de dominó, el paseo por Matalascañas, la fanta de limón, coger higos y cerezas, cavar contigo en la huerta montar en bicicleta y esconderte el bastón. Comer palomitas y no poderte preguntar si vas o no vas?…Más que un abuelo un PADRE, siempre te querré….D.E.P.

Sigue leyendo

Bones (Febrero 2010)

Nunca jamás pensaría que por hacer un movimiento tan desorganizado como el que hice pudiese acabar con el fémur fuera de lugar…. y con esto las sucesivas aclimataciones que he tenido que hacer en mi organizada y bonita vida… vamos que estoy todo el día con la pierna izada, un cojín y miles de horas viendo la tele o estando frente a la pantalla del ordenador….

El mentidero

Cuando el frío de Octubre acosa por la nuca dicen los antiguos, que suele venir una año malo para la cosecha, un año cargado de frío y nieve, pero durante décadas nunca había pasado esto, desde que hubo un verano terrorífico en el que en vez de hacer calor había que llevar chaquetas, y las bufandas campaban a sus anchas en las plazas… a que se podía deber este caos meteorológico.

Nadie sabía que estaba pasando…. y el único que tenía la respuesta es el protagonista de nuestra historia….Hugo.

Una nueva vida (Enero 2010)

A veces hay cosas, que por insignificantes que parezcan, pueden hacer que tu vida de un giro completo de 360º, la gente que me conoce, sabe que me cuesta mucho tomar decisiones que pueden cambiar el rumbo de mi vida, pero, dadas las circunstancias, he tomado una de las decisiones mas importantes y que esperaba algún día tomar. Llegado el 2010, es momento de cambiar el chip, y de empezar a valorar las cosas que se tienen, las que podríamos tener, y lo que queremos para nuestro futuro.